Renting escandaloso. Citroën revienta la cuota de este SUV

Un contenido de:
Antonio García

Viernes, 10 de Julio de 2020. 11:59

Citroën tiene muy claro que, cómo no, una de las mejores maneras de recuperar el terreno perdido de estos pasados meses es a base de grandes ofertas. El mercado está cada vez más apretado y las diferentes marcas optan por estrategias distintas.

En el caso de la marca francesa, han querido darle un fuerte impulso a su renting. Por dos motivos. El primero porque obviamente saben que es una opción que va al alza en nuestro país. Y el segundo por es una opción que se adecúa mejor a las condiciones económicas cambiantes que se avecinan para el futuro.

A través de esta modalidad de compra, los conductores pagan una cuota mensual en la que está incluida el seguro, buena parte del mantenimiento y la gestión de multas, entre otras cosas.Para la marca, es una excelente manera de rentabilizar los modelos, sobre todo aquellos que, una vez acabado el contrato, vuelven a sus concesionarios.

Las ofertas de renting de Citroën

En este sentido, Citroën ha querido dar un especial impulso a sus SUV a través de esta modalidad. Es por eso que, por ejemplo, ahora podemos hacernos con un Citroën C3 AirCross por 224,56 euros al mes siempre y cuando paguemos una entrada de 4.153,34 euros. La versión ofertada es la que llega con el motor PureTech de 110 caballos de potencia.

Un escalón por encima se sitúa el Citroën C4 Cactus, de dimensiones mayores. Con el mismo motor PureTech de 110 caballos pero con mayor espacio interior y tecnología, la cuota de este SUV es de 234,84 euros con una cuota de entrada de 3.952 euros.

Por último, el SUV de mayor tamaño, el C5 Aircross, ya con un motor de 130 caballos de potencia. La cuota en este caso sube hasta los 310,97 euros al mes con una entrada de 5.978 euros. En las tres promociones están incluidos en las cuotas el seguro a todo riesgo, la asistencia en carretera 24 h al día 365 días al año, la gestión de multas, el servicio de mantenimiento, el cambio de 4 neumáticos, y el impuesto de circulación.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *