Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

Mini o Fiat 500: “¿Cuál es mejor?”. Y hay ganador 

Un contenido de:
Antonio García

El Fiat 500 y el Mini se han convertido en los últimos años en dos modelos perfectos para los que buscan un coche de reducidas dimensiones para sortear el tráfico urbano. Dos modelos que sufren lejos de las grandes urbes pero que, en medio de la jungla de asfalto, se mueven como pez en el agua.

Sus reducidas dimensiones, sus mecánicas modestas pero eficientes y sus equipamientos más que correctos hacen de ellos modelos muy a tener en cuenta. Y más si buscamos un modelo de segunda mano a un precio interesante. Muchos de los que buscan uno se preguntan en las redes “¿Cuál es mejor?”.

La comparativa

Un mercado de segunda mano en el que abundan los modelos de finales de los 2000. la segunda generación del nuevo Mini llegó en 2006, justo un año antes de la llegada del primer Fiat 500 actual.

En el caso del modelo asociado a BMW, podemos encontrar unidades en el mercado de segunda mano a partir de los 2.000 euros. Eso sí, será modelos con años encima y muchos kilómetros. En el caso de la versión cabrio, el precio en el mercado de segunda mano arranca desde los 4.000 euros.

Por el contrario, aunque es cierto que el Fiat 500 es un modelo más pequeño que el Mini, su precio en el mercado de segunda mano es superior. Podemos encontrar las unidades más baratas, con muchos kilómetros encima, por un precio que ronda los 3.000 euros. La versión cabrio, de la que se vendieron muchos menos ejemplares, tiene precios que rondan los 7.000 euros.

SI lo que buscas es un modelo donde el tamaño es lo más importante, sí o sí debes ir a por el Fiat 500. Además, su valor será más alto el día que lo vendas que en el caso del Mini.

Sin embargo, si lo que buscas es un modelo pequeño pero no es algo imprescindible, el Mini se vuelve la mejor opción. Más barato, con mayor espacio y mejores mecánicas. Eso sí, su valor el día que lo vendas será también menor.

2 comentarios

  1. Max

    Creo que es una comparativa lejos de ser útil. El mini es un coche compacto que permite viajar con un consumo adecuado mientras que el fiat es un coche muy pequeño, que en viajes no rinde de la misma forma. Ni es igual de seguro, ni gasta lo mismo que un MINI. En 5a, a 3000 y pico revoluciones devuelve unos consumos desastrosos, y no por mencionar la calidad de interior de los minis y los fiats, que claramente compiten en mercados distintos.

  2. Nidia Mercedes Arreaza Bonalde

    Me encanta su confor es comodo apropiado para no tener muchos gastos en servicios.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *