Quartararo, ¿la espina de Márquez en el mítico Le Mans? - Motor ElDesmarque
Secciones

Quartararo, ¿la espina de Márquez en el mítico Le Mans?

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 15 de mayo de 2019. 09:57

Juan Antonio Lladós

Le Mans (Francia), 15 may .- El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) podría ser para el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), líder en la provisional del mundial, la espina que se le clave al español en el mítico circuito de Le Mans, escenario este fin de semana del Gran Premio de Francia de MotoGP.

Márquez llega a Le Mans con un punto de ventaja sobre su inmediato perseguidor, en el campeonato, el también español Alex Rins y su Suzuki GSX RR, después de haber ganado en Jerez de la Frontera pero todavía con la herida fresca de su error en Austin.

El de Repsol Honda buscará una nueva victoria que le consolide al frente de la tabla de puntos en un circuito en el que sólo cuenta con dos victorias en MotoGP, 2014 y 2018, a pesar de haber sido el más rápido de entrenamientos en tres ocasiones.

Por contra, Fabio Quartararo llega a su gran premio con las ganas de resarcirse del llanto inconsolable que le produjo tener que retirarse del Gran Premio de España con la palanca del cambio de su moto bloqueada cuando era segundo.

"El Diablo", como le apodan quienes le conocen, ha demostrado una adaptación a la categoría de MotoGP y a su Yamaha YZR M 1 pasmosa y, ahora, cuando llegan circuito muy manidos para casi todos los pilotos, las diferencias en la lucha por la victoria y el podio parecen haberse estrechado enormemente, por lo que el mero hecho de que la siguiente cita del mundial sea en Francia, ya le convierte en referencia para muchos.

Las estadísticas en Le Mans no le son demasiado favorables a Marc Márquez, al que en los últimos años siempre le ha sucedido algo, pero cierto es que el piloto de Repsol Honda necesita estar en lo más alto del podio para consolidar una primera plaza que, de no ser por el error en forma de caída de Austin, ahora le permitiría contar con una ventaja mucho más amplia, que por supuesto todos sus rivales quieren evitar que logre.

Además de Fabio Quartararo, por su condición de local y por su rendimiento en este inicio de campeonato, muchos quieren colocar a Johann Zarco entre los aspirantes, pero el doble campeón del mundo de Moto2 (2015 y 2016) lo tiene bastante más complicado que su compatriota, puesto que no consigue adaptarse a la nueva KTM RC 16 en lugar de la Yamaha YZR M 1 que empleó hasta el pasado año.

El chasis de tubo de la KTM no parece ser del agrado del piloto francés, cuyo rendimiento dista mucho de lo que de él se esperaba, y por lo que se ha cuestionado hasta su continuidad -incluido Stefan Pierer, máximo responsable de KTM-, motivos más que suficientes para pensar que incluso en su gran premio, Johann Zarco lo va a tener complicado para destacar ante sus paisanos.

Así, a la lucha que se prevé entre Marc Márquez y Fabio Quartararo desde los primeros minutos del Gran Premio de Francia de MotoGP, sí que se debiera unir Alex Rins, en constante progresión tanto él como su Suzuki GSX RR, pues su rendimiento ya no es fruto de la casualidad y acumula un quinto puesto como peor resultado además de haber puntuado en todas las carreras.

Rins es ya un aspirante a la pelea por el título para muchos, aunque bien es cierto que el campeonato no ha hecho más que comenzar y las próximas citas deberán ser las auténticas piedras de toque para todos los que quieran tener aspiraciones al título.

Sólo seis pilotos más de la categoría, junto a Alex Rins, pueden vanagloriarse de haber acabado todas las carreras en los puntos, los italianos Andrea Dovizioso, Valentino Rossi y Danilo Petrucci, el japonés Takaaki Nakagami, el español Pol Espargaró y el francés Johann Zarco.

De ellos, los tres italianos son parte importante a la hora de realizar cábalas en la lucha por la victoria y el podio y junto a ellos se debiera situar también a Jorge Lorenzo, aunque su adaptación a la Repsol Honda está resultando mucho más complicada de lo que pudiera parecer, pero en Le Mans el piloto de Palma de Mallorca es el más laureado de la época de MotoGP, con cinco victorias (2009, 2010, 2012, 2015 y 2016).

Como tampoco se debe quedar en el tintero el nombre de Mavercik Viñales, vencedor de la carrera en 2017, quien como Rossi necesita el respaldo incondicional de los ingenieros de Yamaha para dar el paso adelante que se les niega en las últimas temporadas y que les impide estar al máximo nivel junto a sus rivales.

Pol Espargaró (KTM RC 16), Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) o Joan Mir (Suzuki GSX RR) cuentan con el respaldo oficial de sus respectivas fábricas pero necesitan dar ese paso adelante que les convierta en habituales entre los diez primeros de la clasificación, algo que es un objetivo mucho más difícil para Tito Rabat y su Ducati Desmosedici GP18, cuya principal meta debe ser acabar de manera asidua en los puntos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *