Secciones

Nuevos Continental GT V8 y GT V8 Convertible, los "pequeños" de 550 CV de potencia

Un contenido de:
Marco Antonio Martín

Lunes, 18 de Marzo de 2019. 19:34
Una auténtica preciosidad de cuatro ruedas.
Una auténtica preciosidad de cuatro ruedas.

Bentley presenta este año dos nuevas versiones de sus modelos Continental GT y GT Convertible de tercera generación. Ambos modelos V8 incorporan un motor de 4 litros y doble turbocompresor capaz de desarrollar 550 CV de potencia.

Hasta ahora la nueva generación del Bentley Continental GT estaba disponible con las mismas carrocerías: coupé y convertible, pero únicamente con el  motor W12 biturbo de 635 CV. Ha llegado el turno de las  "versiones de acceso" con motor V8 .

Este gran turismo de lujo ya se encuentra disponible para pedidos en EEUU con su potente motor V8 de gasolina que se complementa con su alto niveles de lujo y avanzada tecnología. Las primeras unidades se comenzarán a entregar a los clientes americanos el tercer trimestre de este año, y en el primer trimestre de 2020 en el resto del mundo.

El Continental GT V8 y el GT V8 Convertible, concebidos, diseñados y fabricados en Crewe (Gran Bretaña) incorporan llantas de aleación de 20 pulgadas y diez radios con acabado pintado, sutiles insignias V8 y un interior de elaboración artesanal.

Bentley creó el segmento del gran turismo de lujo moderno en 2003 con el lanzamiento del Continental GT de primera generación. Los nuevos modelos V8 prolongan esta tradición, ofreciendo a los clientes una combinación única de prestaciones de gran turismo.

El motor V8 de 4 litros y 32 válvulas de gasolina de nueva generación desarrolla 550 CV de potencia y 770 Nm de par. Además, incorpora dos turbocompresores de doble entrada situados dentro de la «V» del motor, que en el cupé permiten alcanzar una velocidad de 318 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4 segundos en el cupé, y 4,1 segundos en el descapotable.

La reducción del consumo de combustible es posible, en parte, gracias a que el motor apaga cuatro de los ocho cilindros cuando se reúnen las condiciones adecuadas, sin que ello afecte a la conducción. Este cambio se produce en solo 20 milisegundos de forma tan impecable que pasa completamente desapercibido para el conductor.

La carrocería se ofrece con siete colores distintos Bentley, con una amplia gama de colores opcionales. Tanto el GT V8 como el GT V8 Convertible destacan por sus tubos de escape dobles y las sutiles insignias V8 en los alerones delanteros.

El característico techo del GT V8 Convertible se puede desplegar o recoger en solo 19 segundos con el vehículo en movimiento (50 km/h máximo), convirtiendo así el cupé de lujo en un gran turismo descapotable con tan solo pulsar un botón. La capota se encuentra disponible en siete colores distintos, incluido un nuevo tejido de tweed.

El lujoso interior aúna un diseño innovador con un refinamiento único en el sector de los gran turismos. Los asientos de piel de 20 posiciones, disponibles para ambos coche en un solo tono o en una combinación de colores, ofrecen un gran confort y  refinamiento. Otras cuatro combinaciones de colores se encuentran disponibles como opción.

El salpicadero del V8 y otras zonas se encuentra disponible con exquisitas maderas como opción. Asimismo, los modelos V8 presumen de un sistema de sonido Bentley de 10 altavoces de serie, con nada menos que 650 vatios de potencia total.

El salpicadero del GT V8 y el GT V8 Convertible integra un avanzado panel de instrumentos digital pensado para el conductor, así como la pantalla giratoria opcional de Bentley, que se compone de una pantalla táctil de 12,3 pulgadas ubicada en una unidad de tres laterales, y que aparece, junto a tres elegantes indicadores analógicos, al girar el enchapado.

Los dos modelos incorporan barras antivuelco delanteras y traseras ligeras de aluminio hueco, que ofrecen una manejabilidad excepcional. Por su parte, el avanzado chasis adaptativo  se encuentra disponible como opción.

El nuevo sistema controla la comodidad a bordo, así como el balanceo lateral. De esta forma logra un doble objetivo: amortigua los movimientos más bruscos para el disfrute de los pasajeros, a la vez que les dota de una sensación de mayor precisión sin esfuerzo.

El sistema de tracción total permite modificar la distribución del par en función de la situación de conducción. El coche  se sirve de la tracción trasera en la medida de lo posible en condiciones de conducción normales para lograr una eficiencia óptima acompañada de unas buenas prestaciones dinámicas.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *